llamada gratuita: 800-770-7404   24hr: 800-770-7404  
  • Página inicial
  • Acerca de nosotros
  • Conáctenos
  • Info de entregas
  • Nuestra garantía
  • Cuenta
  • Carrito De Compras
McAfee SECURE sites help keep you safe from identity theft, credit card fraud, spyware, spam, viruses and online scams
Busqueda Avanzada

Entregas internacionales

  Acerca de las flores
"Some flowers spoke with strong
and powerful voices, which proclaimed
in accents trumpet-tongued,"I am beautiful,
and I rule". Others murmured in tones
scarcely audible, but exquisetly soft and sweet,
"I am little, and I am beloved"."
-- George Sand (Armandine A.L. Dupin), (1804 - 1876) Escritora francesa
Lirios de los Andes Margarita Larkspur & Delphinium Boca de dragón
Aster Helecho Lirio Solidago
Ave del paraíso Gladiolo Lirio del valle Girasol
Caléndula Heliconia Orquídea Tulipán
Clavel Acebo Estrella federal Violeta
Crisantemo Calanchoe Flor de zanahoria silvestre  
Narciso Pata de canguro Rosa  

La alegría y los celos, el deseo y el abatimiento, la soledad y la tristeza, la lealtad y el amor: las flores son el eco de todas las voces del corazón humano.

Si bien en la era isabelina mucha gente conocía los significados simbólicos y legendarios de las flores, quienes asignaron a cada flor un mensaje determinado fueron los victorianos. Introducida en la corte sueca en 1714 por Carlos II, la moda victoriana del lenguaje de las flores pronto se difundió por toda Europa.

Durante esta época, de estricto respeto por los protocolos y las convenciones sociales, hombres y mujeres recurrían a la belleza y el color de las flores para comunicar emociones, deseos y pensamientos que no se atrevían a expresar: cada prendido, bouquet y guirnalda representaba un sentimiento cuidadosamente escogido. El modo de presentación también era importante; un bouquet con una cinta atada a la izquierda, por ejemplo, transmitía un mensaje sobre la persona que lo daba, mientras que, con la cinta a la derecha, decía algo sobre la que lo recibía. Cuando los bouquets estaban al revés, las flores tenían el significado exactamente opuesto al ordinario: dar una rosa invertida equivalía a mostrar el peor de los rechazos.

El lenguaje de las flores cobró tal importancia que la expresión durch die Blume sprechen (hablar por medio de las flores) se convirtió en un proverbio occidental, que significaba utilizar una expresión florida o poética con un mensaje de amor secreto.